Con vuestro permiso, que seguro que me lo dais, voy a saltarme todo el rollo de los detalles de la ficha técnica (dirección, producción, reparto, sinopsis…). Sí, y esto lo hago porque seguramente… si me estás leyendo ya has visto la serie… Y si no… ¡PARA! ¡VE A VERLA Y VUELVE! porque a partir de ahora haré referencia a  contenido de la serie y puede que te enfades mucho conmigo… que sí que sí… que puede que consideres algunas cosillas SPOILERS.

Resultado de imagen de 13 reasons why

“¿LA SERIE ES PELIGROSA O NECESARIA?”

Yo diría que ambas cosas a la vez. A ver, toda serie, película, noticia, canción lanza un mensaje y si no se está lo suficientemente preparado para asimilar dicho mensaje… puede interpretarse del modo equivocado y liarse parda.

Pero esta serie en concreto, al ser tan real, tan actual y tocando un tema tan delicado como es la desesperanza llevada al límite…en mi opinión, si va a ser vista por menores de edad debería ser en un contexto educativo, y con dicho contexto me refiero al instituto (para más pequeños no veo yo esto) o en casa con la familia. ¿Por qué? Simplemente no sabemos por qué situación puede estar pasando el espectador, sobre todo adolescente, y hasta que punto pueda identificarse con la víctima (y actuar como ella) o como el agresor. Y es que es una serie tan realista… Que no es difícil identificarse. Por ello, debe ser vista como herramienta educativa, no como mero entretenimiento o vía de escape personal. 

Es más, en la serie se habla del Efecto Werther, que en resumidas cuentas sería que la gente se deje llevar y cometa los mismos actos que una persona célebre o popular. En el caso de la serie, el suicidio. Y creo que esto debe tenerse en cuenta y no tomarse a la ligera… por lo que creo que es importante que esta serie se trabaje a nivel educativo. Pero no sólo por esto sino para sacarle el mayor partido posible porque el contenido educativo de esta serie es muy alto.

Esta serie es necesaria para la sociedad, para ser trabajada en el aula debido a la falta de sensibilidad que existe en torno a este fenómeno, el bullying. Que por cierto tampoco me vale que digan que es algo actual porque esto del acoso escolar ha pasado de toda la vida lo que pasa que ahora con el agravante de las Nuevas Tecnologías aplicada a los medios de comunicación (las redes sociales por ejemplo) y el lastre acumulado de los estereotipos, modas y demás que vamos cargando en nuestra cabecita y que no nos damos cuenta de lo terribles que son.

Un ejemplo claro de por qué esta serie es necesaria para sensibilizar y educar es 1º por el alto número de suicidio adolescente debido a acoso en las aulas y 2º porque sólo tienes que echar un vistazo por twitter y leer comentarios sobre la serie donde se “alegran” de que Hannah se suicidara o donde se destaca su “histeria” o “exageración” en su modo de vivir los hechos.

IMG_20170425_131355IMG_20170425_131419IMG_20170425_131440IMG_20170425_131500IMG_20170425_131522IMG_20170425_131541

Seguramente pienses “¡bah! Son simples comentarios, bromas que no van más allá… pues perdona que os diga pero creo que detrás de estas bromas se esconde un problemita de empatía y  de normalización del acoso.

¿HEMOS NORMALIZADO EL ACOSO?

Seguramente que mientras veías la serie has pensado: “qué dramática es la Hannah esta”, “tampoco es para tanto lo que le hacen” (bueno es que a parte cosas de estas también se leen por las redes sociales e incluso se dice en la serie por los propios personajes).

Pues este tipo de comentarios, sumados a la falta de empatía, hace más necesaria la serie y también que demos respuesta a esta pregunta que os hago: ¿Hemos normalizado el acoso? Para ello analicemos algunas de las situaciones que se dan en la serie y veamos por qué no nos parece “ser para tanto”.

Una muy clara y que parece insulsa, “sin maldad” es la de la “LISTA”. Vaya… ¡qué exagerada es la niña… si le han dicho que tiene el mejor culo, además es cosas de chavales… es sin maldad”. Bien… ¿en serio pensamos que esto no es para tanto?. Cuando alguien hace referencia al físico de otra persona sin su consentimiento, además de ir acompañado de connotación sexual, puede ser considerado acoso. Sí… con este tema hay un debate abierto… el clásico piropo. ¿Por qué una mujer o un hombre debe ser valorado públicamente mientras pasea por la calle? ¿Quiénes son para resaltar cualquier aspecto de mi persona? ¿A caso he pedido tu opinión?. Además en la serie se ve como esa “broma”, sumada a la del rumor de que es una “facilona” hace que los chicos del instituto hagan referencias sexuales a su paso e incluso pasen del acoso al abuso. Sí porque cuando Bryce le toca el culo a Hannah en la tienda, eso es abuso. Pero el caso es que habrá gente que tampoco vea eso como abuso. Y de nuevo se resalta “la normalización del acoso” y la necesidad de esta serie y su uso como herramienta educativa.

Otro ejemplo de normalización sería el de la publicación del poema. A ver alma de cántaro… si te he dicho que NO… es que NO… si no quiero que enseñes a nadie algo ÍNTIMO, MÍO que ha salido de MI, ¿por qué lo enseñas?… Ah… “qué exagerada es esta Hannah, verdad?. NO… NO… NO es exagerada. Lo que hace ese chico es abusar de su confianza y de su intimidad… simplemente y en resumidas cuentas NO la ha respetado. Lo mismo ocurre pero eso si está menos normalizado, por suerte, en el caso de los abusos sexuales que lleva a cabo Bryce… bueno, espero que nadie vea normal lo de este chaval…

¿LAS REDES SOCIALES REALMENTE NOS HAN CONVERTIDO EN ACOSADORES?

En la serie se hace una afirmación y es que “las redes nos ha convertido en acosadores”. Yo a esa afirmación añadiría un “facilita”. Es decir, las redes sociales facilitan que nos convirtamos en acosadores… tanto como agresor directo, instigador o espectador pasivo.

En esta serie se ve muy bien cómo es difícil en un caso de bullying identificar al acosador… y es cierto ya que como se ve en la serie no hay un solo acosador y tampoco un solo tipo y ni tampoco una sola forma de acosar.

En “Por 13 razones” se ve al que mira y no hace nada (estos son la mayoría de los personajes que aparecen en la serie, y uno de ellos en un principio es Clay), el que instiga (el que anima a acosar como el caso de Justin cuando piden que acaben con Clay) o el acosador directo (que sería el caso Bryce por ejemplo en el momento de los abusos sexuales o en el momento del envío del mensaje. Que como se ve bien, Bryce hace de acosador directo pero Justin es un simple espectador aunque en un principio instigador).

Pues Bien… estos distintos tipos de acosadores se potencian con las redes sociales. La pantalla hace que vivamos las experiencias como más lejanas. No es lo mismo dejar a tu pareja cara a cara que por mensaje. No estás viendo su cara, sus gestos, no escuchas su respiración… todas esas señales que hacen que empaticemos. Con las redes sociales esta capacidad empática disminuye y junto al anonimato las probabilidades de acoso se disparan. Aquí debemos parar y hacer referencia a los modos de acoso a través de las redes y cómo las tres figuras de acoso se dan del mismo modo que en la vida real pero potenciada por los efectos que antes he mencionado del ámbito virtual.

En internet está el acosador directo, por ejemplo el que sube una foto de otra persona sin su consentimiento; los instigadores que son los que le dan a “me gusta” o “compartir”; y los espectadores pasivos, lo que ven la foto y no dicen nada, sólo callan.

En este caso los instigadores están potenciando la conducta del acosador y los espectadores pasivos simplemente dan la espalda a la víctima.

También debemos resaltar lo difícil que debe ser para un adolescente oponerse públicamente al agresor, debido a las consecuencias que de ello se puede derivar (ser el próximo acosado) pero sí que hay que mostrarles cómo pedir ayuda a un adulto y esto también debería de ser trabajado en el instituto o en casa con ellos.

¿SABEMOS QUÉ ES ACOSO?

Antes lo comentaba. Hay personas que normalizan las situaciones de acoso porque creo que no son conscientes del impacto que puede provocar en otra persona pero… otras veces simplemente sólo reconocemos como acoso, los abusos, confundiendo varios términos.

En la serie se ve como Hannah sufre distintos tipos de acoso: los rumores, insultos, o referencias hacia aspectos de la persona que no quieren que sean destacados son los más comunes y no sólo en la serie, sino también en la vida real.

Por otra parte se ven los abusos: el caso de tocamientos o relaciones sexuales sin consentimiento.

EL PAPEL DE LAS FAMILIAS

En esta serie, desde mi punto de vista, se refleja muy bien el papel que juegan las familias en un caso de bullying. Si nos fijamos no es nada fácil para unos padres detectar que un hijo es un acosador o una víctima. En uno de los capítulos se ve como están dando orientación a  los padres sobre qué señales deben detectar en un hijo para saber que está sufriendo acoso escolar… pero … ¿realmente eso en la práctica es tan fácil?. El tiempo cada vez menor de los padres en casa debido a obligaciones laborales, el miedo de los padres de no dejar suficiente espacio a sus hijos, la lucha continua de hacerlos independientes a la vez de no dejarlos desprotegidos… ser padre no es fácil, tampoco son superhéroes que deben saber qué piensan sus hijos.

Entonces ¿qué pueden hacer las familias para detectar que algo ocurre con sus hijos? Quizás la cuestión no sea darles orientaciones para detectar si sus hijos son acosadores o víctimas sino darles las herramientas necesarias para poder educar a sus hijos de tal modo que se puedan minimizar los impactos del acoso. Porque si educamos en el respeto, visibilizamos y dejamos de normalizar ciertas conductas que son consideradas acoso y/o abuso, trabajamos la empatía… quizás el impacto del bullying se disminuiría. No por ello digo que desaparezca, sino que podríamos ayudar a que disminuyera.

EL INSTITUTO

Vaya papelón les toca a las instituciones educativas en todas las series y programas contra el acoso escolar. ¿Por qué? ¿Qué falla? ¿No será quizás que no tienen las herramientas necesarias para trabajar con el alumnado? ¿Será que no disponen de tiempo o recursos? ¿Acaso falta de formación específica? ¿Qué ocurre con los colegios e institutos que detectan casos y no los comunican? De este tema no me atrevo ni a opinar. Simplemente lanzo las pregunta y me paro a pensar.

¿LA SERIE REFLEJA LA REALIDAD?

 Desde mi punto de vista, y no sólo personal, esta serie recoge con detalle y con mucho respeto qué es el bullying, sus características, en qué formas puede darse, quiénes pueden llevarlo a cabo, cómo, qué impacto conlleva en el entorno social, el papel que juegan las familias y las instituciones educativas formales… por lo que sí, creo que es una serie que refleja muy bien la realidad.

Algunos hablan de los clichés, que es una serie con muchos estereotipos… pero es que ¿acaso la vida no está llena de estereotipos? Además no olvidemos que en el fondo también es un producto comercial.

Señalar por último que todo lo que habéis leído es fruto de una reflexión propia que he querido compartir con vosotr@s con el fin de empezar, por qué no, un diálogo en torno a esta serie de la que hay mucho que hablar.

También resaltar que si he usado el término “acosador”, “espectador”, o “instigador” en masculino ha sido por rapidez y funcionalidad, en ninguna caso con intención de resaltar el papel masculino en el Bullying, es más, como habéis podido ver en la serie las chicas también son protagonistas de actos de acoso.

Por favor, comparte si te ha gustado y comenta ¡toooodo lo que quieras!