Atómica (Atomic Blonde)Ayer pude ver ATÓMICA, la esperaba con ganas y tengo que confesar que la esperaba no por otra cosa que por Charlize Theron. Una actriz que para mi gusto hace películas de acierto.

Atómica tiene unos personajes bien definidos, sobre todo ella misma que muestra al espectador cada uno de sus estados de ánimo, sus miedos, sus inquietudes. Todo ello tras una máscara que se ha tenido que forjar debido a su profesión. Ver muy dentro de una espía no es muy habitual y creo que David Leich consigue jugar con este aspecto que impreganará toda la película de un halo íntimo, algo raro y poco habitual en este género.

Otra cosa que podemos ver distinto a otras cintas del género es el ritmo; el cual es un poco lento y no sé si me llega a gustar o no esta cualidad de la película… tengo mis dudas porque parándome a reflexionar creo que en el fondo ese ritmo hace a Átomica distinta y que incluso es necesario.

La ambientación es espectacular, transmitiendo lo que sería esa Berlín dividida… y que para disfrutar de este aspecto debemos ir al cine con los deberes de historia bien hechos. Todo ello unido a una fotografía estupenda que da a algunas escenas un toque poético, incluso en algunos momentos de lucha, debido a la ambientación, parece que te encuentras en una performance de un museo de arte contemporáneo.

Los momentos de lucha son de los mejores que he visto hasta el momento en el cine. Hasta tal punto que te encoges en la butaca… y sufres cada golpe.

Por último la banda sonora… tremenda… ochentera… genial. La música hace a esta película redonda y más apetecible.

Y si no has ido a verla, te aconsejo que vayas sin esperar una película típica de espías porque te puede desilusionar. Yo llevaba en mente otra cosa y me costaba algunas cosas pero cuando me he parado a pensar en lo que ví, creo que es una película más que digna para disfrutar. Quizás no sea la mejor película del año ni que se convierta en una cinta de culto pero no deja de ser algo distinto que merece la pena ver… pero con otra mirada.