N5mtoS19

Hace como un año descubrí que los 20 € que anualmente me cobra Amazon por no pagar gastos de envío en los pedidos y que me lleguen en tiempo record me servían además para tener acceso a Prime Video, su plataforma de Streaming.

Un catálogo aún por crecer pero que tiene pequeñas joyas para revisionar o para ver por primera vez y alguna que otra serie, de producción propia incluso, que se ha convertido en parte importante de mi lista “Cosas para ver si o si”.

Hace unos días, echándole un vistazo al catálogo, vi un título que hacía años que no veía y que recordaba con bastante… no sé si cariño es la palabra que busco, pero bueno, si, cariño ¿por qué no? Un Hombre Lobo americano en Londres.

Lo primero que hay que decir de este título es que, a pesar de lo que pueda parecer por el título de la misma, no es una película de terror. Aunque es cierto que se podría catalogar como tal, creo que la tendencia de la misma se enfoca más a una comedia negra con tintes de terror porque el film tiene momentos que te sacan una sonrisa casi sin pretenderlo.

La historia que se nos cuenta es la de dos jóvenes americanos que están haciendo turismo rural por pueblos ingleses con sus mochilas a cuestas y que llegan a un pueblo bastante peculiar donde a sus habitantes parece molestarles el hecho de que los dos chicos estén allí.
A partir de ese momento se van desarrollando una serie de acontecimientos, que no desvelaremos por si alguien quiere verla por primera vez (me pregunto si sería un spoiler, teniendo en cuenta que es una película de 1981), que llevan a uno de los turistas a convertirse en Hombre Lobo.

La película es bastante entretenida y es verdad, todo hay que decirlo, que algunas fases de la misma han envejecido bastante mal. No ayuda tampoco un doblaje al castellano que resulta añejo, pero aun así es bastante disfrutable durante sus casi 100 minutos de metraje. Las actuaciones son correctas, sin mucho más, y si tuviera que destacar a un miembro del reparto lo haría sin duda alguna ensalzando el trabajo de Griffin Dunne como Jack, amigo del protagonista, que tiene los momentos más divertidos de la película.

El final es muy precipitado y es quizás la parte que peor ha envejecido. La escena final parece haber sido recortada por un crio con las tijeras del plumier que le han regalado por su quinto cumpleaños y te deja con la sensación de que pudiera haber durado un minuto o dos más dándole un final algo más trabajado.

Pero si algo tiene que destacar esta película es la MARAVILLOSA transformación en Hombre Lobo de David (David Naughton) que tiene lugar en el apartamento londinense de Alex, personaje interpretado por Jenny Agutter.
A base de maquillaje, montaje, prótesis y una dirección magistral de John Landis se vive el momento más angustioso de toda la película con una calidad plena, impropia de una producción como esta al principio de la década de los 80. Solo por esta escena merece la pena ver la película.

EQyz2jw_

En definitiva, me ha gustado volver a verla y he disfrutado mucho de ciertas escenas que se habían borrado de mi mente por los años que transcurrieron desde su último visionado. Hay que perdonarle ciertos aspectos técnicos, sobre todo al final, pero por el resto una película para ver tranquilo y dejar pasar casi dos horas con una buena comedia de terror.

LO MEJOR: La transformación en Hombre Lobo

LO PEOR: El final ha envejecido bastante mal.

 

hezZUTyp (1)