monja

No fuí al cine porque no me llamaba nada la atención una película de terror española. Eah… de primeras ya he confesado. Pero después de ver que la habían subido a Netflix y encima había sido nominada a mejor película a los Goya 2018 … pues nada, que he decidido verla.

Gracias a Netflix y a los Premios Goya por haberme lanzado a esta película contra mi voluntad. Me ha encantado desde el principio, con esa escena donde los alumnos del cole miran al eclipse. Desde ahí, desde esos fotogramas, empecé a prestar atención.

Durante la película me he trasladado a los años 90, con su música, esa ambientación espectacular, esos Walkie-talkies … me recordaba mi infancia y a su vez los miedos que tenía de pequeña. Muy bueno también el comentario de la OUIA en papel. Anda que no se hacían OUIAS en papel allá por los 90.

El caso es que la película me ha mantenido atenta y en tensión, un film de terror psicológico puro y duro.

Un reparto que no veas. Desde Ana Torrent (Madre) pasando por Consuelo Trujillo (La monja muerte), y acabando por las nuevas caras… Sandra Escacena  (Verónica) y esos tres peques que me han sorprendido muchísimo. Yo diría que gracias a estos tres últimos pequeños artistas me he metido más en la película.

Por cierto, y antes de acabar la recomendación os tengo que decir que yo no suelo quedarme con el nombre de los directores de cine… hasta que no veo unas pocas de alguno y ya me mole mucho y tal…
Pues bien, es que al acabar me he dado cuenta que es del mismo director que REC y de verdad… nada que ver… si no te gustó REC, como a mí, no te preocupes porque Verónica no se le parece ni de lejos. Es veinte veces mejor.

Vero 3