Hace no mucho tiempo me llamó la atención un sorteo que vi en Instagram. Era un casco de Mando. Una réplica del que lleva el protagonista de la serie The Mandalorian de Disney.

screenshot_20200608-1916382958439851849881111.png

En un primer momento pensé que era una tienda de artículos para nosotros los frikis y cinéfilxs. Pero mi sorpresa fue que al entrar en el perfil me encontré con alguien que fabricaba piezas con sus propias manos. Vamos, lo que viene siendo un artista.

screenshot_20200608-1915204545365299569551463.png

No tardé ni dos minutos en quedar maravillada e indagar y preguntarle. Él, porque es un chico Alicantino muy apañao, no tardó en solventar toda mi curiosidad.

Su nombre es Carlos y se dedica a fabricar piezas de carbono para el campo de la náutica. Y bueno, y si os digo que estudió anatomía patológica… ya es cuando estaréis pensando que entonces la mano que tiene es de puro artista, porque de formación en bellas artes, nada de nada. Así que llamémosle “don”. Algunxs pensaréis que quizás me estoy pasando, pero es que yo para todo lo relacionado con el arte soy asi de exagerada. Admiro mucho a las personas que pueden hacer algo bonito de donde no había nada, o nada bonito.

Carlos, así se llama el chico que se esconde tras el perfil de Instagram @chelios.props89 , actualmente hace en su tiempo libre réplicas de cascos centrados en la temática Star Wars aunque entre sus creaciones cuenta con un busto de batman y alguna que otra pieza de creación propia libre. Esto no significa que piense quedarse en el mundo de los cascos o de star wars para siempre. Para nada, porque él puede cumplir tu sueño realizando réplica de cualquier elemento cinematográfico que te haga ilusión tener en casa. Lo de que lo hace todo lo digo yo, no sé dónde estará su límite, pero es que no se lo veo.

screenshot_20200608-1917013140930698322171340.png

Y es que además Carlos trabaja solo. Y lo que empezó como un hobby, parece que va encaminado a ocuparle gran parte de su día a día porque como él mismo me dijo: “De momento he tenido una buena acogida de la gente y agradezco mucho los mensajes de apoyo que recibo y las felicitaciones por el trabajo bien hecho, ya que me esfuerzo mucho en realizar el producto y que el resultado sea el mejor”. Y es que no es difícil mandarle palabras bonitas. Yo os aseguro que por escribir esto no me ha pagado. Yo lo hago por amor al arte, literal.

img_20200608_191557_7577476290970252891666.jpg

También me interesaba el proceso de creación y le pregunté (el pobre cuando me dijo que le preguntara no se esperaría una entrevista) y me contestó: “pues todo empieza eligiendo el archivo adecuado para realizar la impresión 3D. Una vez tenemos la pieza física el siguiente paso sería lijarla para eliminar las marcas de impresión y posteriormente se adquiera mejor el siguiente producto que sería la imprimación. Una vez está seco se vuelve a lijar para volver a aplicarle una nueva capa de imprimación un poco más fina. Cuando seca se lija esta vez con un grano muy fino y ya estaría la pieza lista para pintar o aplicarle el proceso deseado”. En sus palabras parece hasta fácil ¿o no? Yo sigo esa receta y no me sale ni un emoji de mojón.

Y nada, yo os animo a conocerle, a echar un vistazo a su perfil de Instagram que es donde se mueve y desde donde podéis poneros en contacto con él para que haga realidad vuestros sueños con alguna réplica. Ya hay alguno que tiene alguna pieza en su casa, como el busto de Batman 1:1 (qué envidia le tengo al propietario). Pero bueno, ahorrando un poquito podemos darnos un capricho. Actualmente, por ejemplo, el casco de Mando (serie Mandalorian) puedes tenerla por unos 80 euros. Se trata de la pieza tal cual sale del molde para que te la customices tú mismo. Es un kit orientado a gente más manitas que prefiere hacerse sus diseños. Pero si no eres manitas como yo, lo hablas con Carlos y cierras precio de la pieza ya acabadita del todo. Para presumir y lucir en casa.

Y eso es todo, amigxs ranitxs.
Espero que paséis por su perfil y le deis mucho amor. Y si compráis algo, compartirlo con nosotros.